28 oct. 2015

Crónica de mi primer taller de encuadernación

No se por donde empezar, quiero escribir desde el corazón por que lo que ha pasado este fin de semana es algo más que un taller de encuadernación, es un sueño cumplido, es un reto, una superación y una lección que la vida me ha dado que me guardo como un tesoro como un gran aprendizaje para seguir el camino. 

Hacer un taller, abrir las puertas de mi taller, abrir las puertas de mi casa, enseñar mis secretos, mis trucos a personas desconocidas ... al principio me ilusionaba tanto ... después sentí inseguridad, miedo de equivocarme, de no saberlo hacer bien pero finalmente cogí fuerza, me sentí segura y decidí confiar, confiar en las personas, en mi, en todos estos años de aprendizaje y trabajo, en compartir, compartir mi sueño con los demás, compartir mi casa, mi taller, mi cocina ... 

Al fin llegó el día, esperaba en mi taller nerviosa a que llegaran mis compañeros y llegó Elisenda que venía desde Vic a mi casa, esto ha sido para mi un regalo, me imponía muchísimo que alguien viniera desde tan lejos y ha sido fantástico poder hablar y compartir tantas cosas con ella, después llegó Jose,  que siguió los consejos de su chica y se apuntó sin dudar un minuto, luego llegó Javier la chispa del grupo, el taller ha sido su regalo de cumpleaños y para celebrarlo vino con dos botellas de buen vino y Blanca que ya tenía ganas de conocer, una madre incondicional a la que tuve el placer de hacer una caja para su hija y ahora Blanca quería aprender para ayudar a su hija en sus trabajos de carrera, me encanta!! 

Desde el principio sin que pasara un minuto el feeling y el buen rollo que se creo fue un sorpresa para mi, éramos personas muy distintas pero parecía que nos conocíamos de antes, nos sentimos muy agusto desde el principio y eso lo hizo todo muy fácil. A medida que iba pasando el tiempo y empezaban a ver los frutos del trabajo era fantástico observar como se sorprendían de que habían conseguido hacerlo y para mi una satisfacción ver que las cosas iban saliendo bien, así se fué creando una atmósfera genial, todo esto en el silencio y la tranquilidad del campo.

Almorzamos y comimos en casa, la idea de preparar la comida, hacer un bizcocho, poner la cafetera y sentarnos en mi terraza que está junto al taller me apetecía muchísimo, un momento para charlar y conocernos mejor, eso es, compartir ... sacamos el vino de cumpleaños de Javier, lo bebimos con cuidado por que luego los milímetros son un problema, comimos, nos reímos y nos sinceramos. Almorzamos bizcocho, coca que trajo Blanca y galletas con chocolate de Elisenda. En algún momento Jose comentó, esto es un taller de Encuadernación Gastronómico, guauuu me gusta la idea, quien sabe.

Gracias por confiar en mi, por venir desde tan lejos y por hacerlo tan fácil, aquí tenéis vuestra casa. 

Yo tengo un sueño, un proyecto que es un sueño, quizás esta sea la primera semilla o no, no lo sé, pero siento que esto es un comienzo de algo nuevo que me ha movido por dentro para mi sorpresa, que me ha hecho reflexionar y me ha llenado tanto que tengo que parar y respirar profundo para guardarlo bien y que no se olvide. 








15 oct. 2015

muestrario de telas Kassumay, una encuadernación muy especial

Estos últimos meses he tenido la suerte de encuadernar varios proyectos muy interesantes, oportunidades de hacer cosas distintas que suponen retos y hacen que te ilusiones desde el primer mail.

De todos los continentes África es el que más me apasiona, me gusta su pureza, su tribus ancestrales, el color de los desiertos y las telas, me encantan las telas, los colores, las formas, son tan alegres.

Os quiero hablar de Kassumay una ONG que surge del intercambio y las vivencias entre dos culturas España y Senegal. Su actividades, de carácter social, humanitario y benéfico, contribuyen a  fomentar, favorecer y desarrollar la educación, formación, salud e integración económica, social y laboral de sus gentes. Una bonita iniciativa que desde Valencia ha creado Leticia con todo su amor por este bello país y sus gentes.

Cuando Leticia de Kassumay se puso en contacto conmigo para contarme su proyecto y proponerme si podía hacer una encuadernación para sus muestrarios de telas y unos catálogos para sus productos, imaginaos la alegría que me dio, iba a tener la suerte de tener entre mis manos un montón de telas Africanas, así fue, después de varios mails y varias llamadas para concretar el tipo de encuadernación y sus necesidades me llegó desde Valencia una caja llena de telas de colores preciosas con las que trabajar.

La idea era hacer una encuadernación especial para que las telas se pudieran quitar o poner nuevas según se terminaran o trajera nuevas, así que optamos por unas tapas sueltas con tornillos tanto para los catálogos como para los muestrarios.

Así de bonitos se quedaron con ese colorido tan característico de África.










6 oct. 2015

Sábado Cosmonáutico

Hace unos años que voy detrás de aprender serigrafía, me encanta esta técnica, todo lo que sea mancharte de tinta y hacer algo con tus propias manos, ya sabéis, es lo mío. Además que me parece muy interesante para aplicarla a la encuadernación. Pero no encontraba donde aprender que estuviera cerca de casa. Conozco sitios muy interesantes pero lejos, Madrid, Barcelona ... en muchas ocaciones no es fácil salir, dinero, niños, trabajo ...

Hasta que conocí a Mario de La Cosmonauta en el Mercado de Diseño de Alicante, después de estar hablando con Mario y compartir espacio durante dos días, se me ocurrió preguntar si me daría un curso de serigrafía, cual fue mi grata sorpresa que además de impartir cursos tenía el taller a 30 min de mi casa!! Esto es un regalo del destino!!!

Ahora La Cosmonauta se ha instalado en el centro de Alicante, para suerte de todos los que vivimos cerca. Este sábado impartió un curso de Serigrafía al que sin pensarlo me apunté y esperé impaciente a que llegara el día, el día llegó como todo en esta vida, que la impaciencia no es buena compañera y fue genial tal y como esperaba.

Pasamos el día aprendiendo las técnicas, hablando de tintas, de tejidos, de pantallas, de diseños,  pero sobre todo disfrutamos manchándonos las manos y practicando mucho, que como toda técnica manual no es fácil conseguir algo decente, hay que hacerlo muchas veces pero cuando esto pasa es un gustazo ver que has estampado tu camiseta y te vas a casa con una gran sonrisa de haber pasado un gran día aprendiendo algo que no piensas dejar pasar, con buenos compañeros y un profe que es más majo que las pesetas que te enseña siempre con unas risas y un toque muy cosmonauta!!

Estar atentos que vienen más cursos de temas muy interesantes para los amantes del libro!!!

www.lacosmonauta.com











top navigation